Pasar al contenido principal
¡Aviso importante!

La lactancia materna proporciona la mejor nutrición para un crecimiento y desarrollo sanos de los lactantes. La buena nutrición de la madre ayuda a mantener un aporte adecuado y leche materna de calidad. La introducción innecesaria de la fórmula infantil, parcial o completa, o de otros alimentos y bebidas complementarios pueden tener un impacto negativo en la lactancia materna, el cual puede ser irreversible. Consulte a su doctor y considere las implicaciones sociales y económicas antes de decidir utilizar sustitutos de la leche materna o si tiene dificultades para amamantar. Siga las instrucciones de utilización, preparación y almacenamiento de los sustitutos de la leche materna o de otros alimentos y bebidas complementarios cuidadosamente ya que el uso innecesario o inapropiado puede ser un riesgo para la salud.

s

Tu embarazo - Tercer trimestre

A los 9 meses, tu bebé tiene alrededor de 18 pulgadas de largo y pesa alrededor de 2,5 kg.

Tu bebé ahora tiene el control de muchos de los movimientos de su cuerpo, y podrás sentir dichos movimientos e incluso la vibración causada por su hipo. Su sistema de órganos ahora está completamente desarrollado.

Ahora puede parpadear, le han crecido las pestañas y es posible que su cabeza esté llena de pelo. También le han crecido las uñas en sus dedos de las manos y los pies.

Cuídate de las varices
No permanezcas parada durante demasiado tiempo si sufres de calambres en las piernas y de venas varicosas (venas ensanchadas y con hinchazón). Si una vena varicosa se rompe, causará un sangrado profuso. Puedes usar ropa entallada y calcetines largo para proteger las zonas afectadas, también puedes colocar un cojín bajo tus piernas mientras duermes para levantarlas un poco.

Vincúlate con tu pequeño
Como en este punto tu bebé ya ha desarrollado su audición, puedes empezar a hablarle o a cantarle. Nota los movimientos de tu bebé, intenta acariciando tu pancita mientras estás acostada en la cama, sólo para sentir los movimientos. Este puede ser el comienzo de una hermosa relación entre ustedes dos.

Extrae el calostro (la primera leche)
A partir de la semana 33 del embarazo, podrás extraer tu calostro para evitar la congestión mamaria, conductos bloqueados, bajo suministro de leche o que se te agrieten los pezones. Sin embargo, si comienzas a sentir calambres uterinos, detén o pospón la extracción. En caso de duda, consulta con tu médico de inmediato.

Suaviza las estrías
A medida que tu vientre crece, las estrías podrían comenzar a aparecer en tu pecho, caderas y muslos. Si no experimentas un aumento de peso rápido, tendrás menos probabilidades de desarrollar estrías. Tan solo aplícate loción o crema hidratante después del baño y masajea tu abdomen para hidratar la piel.

Usamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra página web. Visita nuestra Política de Privacidad para aprender más o para gestionar tus preferencias personales en nuestra Herramienta de Consentimiento de Cookies (Cookie Consent Tool). Al usar nuestra página web, estás de acuerdo con nuestro uso de cookies.