Pasar al contenido principal
¡Aviso importante!

La lactancia materna proporciona la mejor nutrición para un crecimiento y desarrollo sanos de los lactantes. La buena nutrición de la madre ayuda a mantener un aporte adecuado y leche materna de calidad. La introducción innecesaria de la fórmula infantil, parcial o completa, o de otros alimentos y bebidas complementarios pueden tener un impacto negativo en la lactancia materna, el cual puede ser irreversible. Consulte a su doctor y considere las implicaciones sociales y económicas antes de decidir utilizar sustitutos de la leche materna o si tiene dificultades para amamantar. Siga las instrucciones de utilización, preparación y almacenamiento de los sustitutos de la leche materna o de otros alimentos y bebidas complementarios cuidadosamente ya que el uso innecesario o inapropiado puede ser un riesgo para la salud.

s

Tu embarazo - Segundo trimestre

A los 6 meses, tu bebé tiene alrededor de 11 pulgadas de largo y pesa unos 660 gramos. Cuando tus seres queridos ponen sus oídos cerca de tu barriguita, ¡pueden escuchar los latidos de tu bebé!

La columna vertebral de tu bebé se desarrolla poco a poco y su cuerpo ahora está desarrollándose proporcionalmente, haciendo que se vea más delgado.

Sus sentidos del oído, el gusto y el tacto ya están desarrollados. Él puede oír tus latidos y reaccionar a los sonidos fuera del útero. También puede distinguir sabores dulces y amargos, y también responderá cuando lo tocas contrayendo sus músculos, girando su cabeza y apretando sus puños.

Presta atención a tu postura y tus movimientos

No permanezcas parada demasiado tiempo y recuerda balancear tu peso con ambas piernas y mantenerlas ligeramente separadas para que los puntos de presión estén en el centro de tus suelas, ya que así te cansarás menos. Alrededor de la semana 20 puedes preguntarle a tu médico si puedes usar una faja para evitar el dolor de espalda baja.

Evita el estreñimiento

Bebe mucha agua en la mañana y usa el baño regularmente. Además, come muchas frutas y verduras para obtener la fibra que ayuda a la digestión. A medida que crece tu útero, tus venas pélvicas se inflamarán debido a la presión, lo que te hará propensa a las hemorroides. Puedes usar toallitas húmedas o pañuelos humedecidos para limpiar suavemente el área afectada después de estar en movimiento.

Cuida de tus pezones

Si tienes planeado amamantar, recuerda aplicarte una crema refrescante o aceite de oliva en tus pezones después de bañarte y usa un pulgar y dedo limpios para masajear suavemente tus pezones y areolas. Haz esto durante 5 minutos, dos veces al día. Si tienes pezones planos o invertidos, deberás evertirlos a partir de la semana 17, para reducir los riesgos de un aborto espontáneo. El pezón debe sacarse hacia afuera suavemente y sostenerlo así durante algún tiempo una vez al día.

Usamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra página web. Visita nuestra Política de Privacidad para aprender más o para gestionar tus preferencias personales en nuestra Herramienta de Consentimiento de Cookies (Cookie Consent Tool). Al usar nuestra página web, estás de acuerdo con nuestro uso de cookies.