Pasar al contenido principal
¡Aviso importante!

La lactancia materna proporciona la mejor nutrición para un crecimiento y desarrollo sanos de los lactantes. La buena nutrición de la madre ayuda a mantener un aporte adecuado y leche materna de calidad. La introducción innecesaria de la fórmula infantil, parcial o completa, o de otros alimentos y bebidas complementarios pueden tener un impacto negativo en la lactancia materna, el cual puede ser irreversible. Consulte a su doctor y considere las implicaciones sociales y económicas antes de decidir utilizar sustitutos de la leche materna o si tiene dificultades para amamantar. Siga las instrucciones de utilización, preparación y almacenamiento de los sustitutos de la leche materna o de otros alimentos y bebidas complementarios cuidadosamente ya que el uso innecesario o inapropiado puede ser un riesgo para la salud.

dv

4 razones por las que tu bebé no duerme durante toda la noche

Si tu bebé también se despierta a mitad de la noche, no estás sola. A continuación te presentamos 4 posibles razones por las que tu bebé no duerme durante toda la noche.

1. Tu bebé está incómodo

El cuarto de tu bebé podría estar demasiado caliente o demasiado frío para tu bebé. O el aire en el cuarto es demasiado seco, lo que reseca la mucosidad en la nariz de tu bebé. La temperatura del cuarto debe ser la adecuada, el cuarto no debe ser ruidoso y tener luces bajas. La manta de tu bebé debe ser ligera, suave y seca. Anima a tu bebé a que orine antes de ir a la cama y asegúrate de que no tenga lombrices. 

2. Tu bebé está sobreexcitado

Tu bebé todavía podría estarse sintiendo emocionado después de su hora de jugar y no puede dormir. Debes permitir que tu bebé se calme entre media a una hora antes de su hora de acostarse. Un exceso de bromas y juegos con tu bebé cerca de la hora de acostarse podría hacer difícil que se duerma más tarde. Trata de no ver películas de suspenso con tu bebé, contarle historias de miedo o darle juguetes nuevos para jugar justo antes de su hora de acostarse. 

3. No asumas que tu bebé tiene hambre

Muchas madres piensan que su bebé tiene hambre cuando lloran en medio de la noche y deciden darles de comer. Este podría no ser el caso. Investiga y descubre qué está molestando a tu bebé antes de darle de comer, porque de otro modo lo estarás entrenando para que espere comida cada vez que se despierta por la noche. 

4. Tu bebé tiene indigestión

La indigestión o comer en exceso pueden provocar que tu bebé no pueda dormir de corrido. Trata de no darle de comer cerca de su hora de acostarse. Puedes darle a tu hijo un poco de leche antes de dormir, pero si debes darle de comer papillas, fideos y otros alimentos sólidos, trata de hacerlo al menos de 2 a 3 horas antes de su hora de acostarse.

Usamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra página web. Visita nuestra Política de Privacidad para aprender más o para gestionar tus preferencias personales en nuestra Herramienta de Consentimiento de Cookies (Cookie Consent Tool). Al usar nuestra página web, estás de acuerdo con nuestro uso de cookies.