Pasar al contenido principal
¡Aviso importante!

La lactancia materna proporciona la mejor nutrición para un crecimiento y desarrollo sanos de los lactantes. La buena nutrición de la madre ayuda a mantener un aporte adecuado y leche materna de calidad. La introducción innecesaria de la fórmula infantil, parcial o completa, o de otros alimentos y bebidas complementarios pueden tener un impacto negativo en la lactancia materna, el cual puede ser irreversible. Consulte a su doctor y considere las implicaciones sociales y económicas antes de decidir utilizar sustitutos de la leche materna o si tiene dificultades para amamantar. Siga las instrucciones de utilización, preparación y almacenamiento de los sustitutos de la leche materna o de otros alimentos y bebidas complementarios cuidadosamente ya que el uso innecesario o inapropiado puede ser un riesgo para la salud.

cd

Mantener el peso saludable de tu hijo

A muchos padres les preocupa que su hijo tenga malos hábitos alimenticios, que no esté comiendo lo suficiente o que no coma apropiadamente. 50% de las madres con hijos de entre uno y diez años cree que sus hijos están comiendo mal o tienen malos hábitos alimenticios, sin embargo el 20% de este grupo tiende a guiarse por ideas falsas en lugar de hechos.

Señales de malos hábitos alimenticios

¿Cómo saber si tu hijo realmente tiene malos hábitos alimenticios? Existen muchas señales, pero aquí te presentamos al menos cinco que debes detectar en tu hijo:

xd

Tu hijo tarda más de 30 minutos en terminar de comer sus comidas

d

Tu hijo está por debajo del peso correspondiente a su edad y altura

d

Tu hijo evita comidas, se cubre la boca, a veces finge vomitar y generalmente es bastante fastidioso durante las comidas

h

Tu hijo es muy caprichoso para comer y elige solo comer los alimentos con los que está familiarizado

x

Tu hijo presenta una ingesta de alimentos reducida en comparación con sus compañeros

Causas de los malos hábitos alimenticios

Puede ser desconcertante cuando tu hijo repentinamente desarrolla este rechazo a la comida, sobre todo si solía adorar la hora de comer, pero también podría haber una variedad de razones por las que él ahora tiene malos hábitos alimenticios.En general, podría deberse a tres áreas principales: los alimentos, el niño mismo o los hábitos de sus cuidadores.

1. Los alimentos podrían ser una causa de malos hábitos alimenticios de tu hijo si la comida que le das no se ajusta a los gustos del niño, o no son adecuados para su etapa de desarrollo.

Los alimentos

d

Los alimentos podrían ser una causa de malos hábitos alimenticios de tu hijo si la comida que le das no se ajusta a los gustos del niño, o no son adecuados para su etapa de desarrollo.

2. El niño mismo podría ser la causa de los malos hábitos alimenticios, así que detecta si tu hijo muestra estos síntomas:

El niño mismo

d

Tiene trastornos en la boca

d

Tiene una gran sensibilidad a olores y sabores particulares

d

Tiene poco apetito y se niega a comer, o come mucho menos de lo que consume regularmente

x

Tiene otras afecciones físicas o funcionales

3. Los cuidadores pueden ser otro factor contribuyente a los malos hábitos alimenticios de tu hijo, y debe tenerse cuidado si reconoces cualquiera de estos indicadores:

Los cuidadores

d

El cuidador coloca al niño en un ambiente inadecuado para la alimentación (por ejemplo, con distracciones como la TV o juguetes)

c

El enfoque del cuidador para la alimentación es demasiado controlado o negligente (cualquier extremo es malo)

d

El cuidador carece de entendimiento en términos de nutrición y podría estarle dando a tu hijo alimentos inadecuados para su desarrollo

Soluciones para los malos hábitos alimenticios

Dependiendo de la causa de los malos hábitos alimenticios de tu hijo, existen varias soluciones que pueden emplearse para mejorarlos. Cualquiera que sea la causa, el objetivo debe ser romper estos hábitos y en su lugar, formar buenos hábitos alimenticios que animen a tu hijo a comer de forma saludable para que alcance un correcto crecimiento y desarrollo.

Algunos niños presentan una ingesta de alimentos más baja de lo usual, pero es apropiada para sus necesidades nutricionales.

Conceptos erróneos de los padres

d

Visita al pediatra para recibir consejos sobre el crecimiento y la nutrición de tu hijo

g

Adopta los 9 consejos para las mamás

El niño disfruta jugar y estar activo, pero no muestra el mismo interés en la comida

Los niños activos a veces se olvidan de comer

d

Visita al médico para asegurarte de que la causa no es el autismo o un trastorno por déficit de atención con hiperactividad

d

Adopta los 9 consejos para las mamás

g

Ofrécele alimentos altos en calorías (1Kcal/1ml) para apoyar el crecimiento de tu hijo

Las enfermedades y malestares, especialmente la diabetes, pueden causar una falta de apetito

Enfermedades

f

Busca un tratamiento oportuno para tu hijo

g

Dale apoyo nutricional a tu hijo de acuerdo a las indicaciones de tu médico

Tu hijo rechaza algunos alimentos debido a su olor o forma

Caprichoso a la hora de comer

d

Muéstrale a tu hijo fotos de los alimentos para que se familiarice con los diversos alimentos

f

Permite que tu hijo se involucre en la preparación de los alimentos

d

Adopta los 9 consejos para las mamás

d

Considera el uso de suplementos nutricionales si hay ciertos alimentos que tu hijo no comerá

9 Consejos para las mamás

Los hábitos dietéticos pueden permanecer inalterables hasta la edad adulta si no son manejados adecuadamente, de modo que es crucial encontrar soluciones para mejorar los malos hábitos alimenticios de tu hijo. A continuación te presentamos nueve consejos que las mamás pueden adoptar para mejorar los hábitos alimenticios de sus hijos:

d

Haz que tu hijo se concentre en comer sin distracciones (tales como juguetes o la televisión)

d

Ofrécele a tu hijo alimentos apropiados para su edad

d

Alienta a tu hijo cuando come bien

cd

Limita las comidas a 30 minutos

c

Evita forzar a tu hijo a comer, o demostrar abiertamente tu frustración

f

Con mucha paciencia, introduce nuevos alimentos, empezando con los menos preferidos antes de los favoritos

xs

Alienta a tu hijo a que coma sin ayuda

d

Los padres deben ser buenos modelos para sus hijos

b

Evita los bocadillos entre comidas con un intervalo de al menos tres horas para mejorar el apetito de tu hijo

Lectura avanzada: consecuencias de la alimentación forzada

Siempre debes tener cuidado a la hora de manejar las dificultades en la alimentación o los malos hábitos alimentarios, ya que esto podría resultar en un estrés ligero o severo en el cuidador y el niño, lo que incluye una relación tensa entre la madre y el hijo.

Las consecuencias más severas incluyen efectos físicos visibles como un lento aumento de peso en el niño y una reducida resistencia inmunológica, así como efectos psicológicos como la frustración y la ansiedad durante la hora de la comida que conduce a la depresión o a trastornos adicionales. En lugar de intentar hacer que tu hijo coma a la fuerza, el foco debe estar en adoptar soluciones para estimular al niño a mejorar sus hábitos alimenticios.

Leve

cd

Haz que tu hijo se concentre en comer sin distracciones (tales como juguetes o la televisión)

Severa

xs

Efectos físicos
Aumento de peso lento, falta de nutrientes, baja resistencia inmunológica

 

ма

Efectos psicológicos
La frustración y la ansiedad durante la hora de comida pueden llevar a una depresión leve o a otros trastornos

Usamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra página web. Visita nuestra Política de Privacidad para aprender más o para gestionar tus preferencias personales en nuestra Herramienta de Consentimiento de Cookies (Cookie Consent Tool). Al usar nuestra página web, estás de acuerdo con nuestro uso de cookies.