Pasar al contenido principal
¡Aviso importante!
La lactancia materna proporciona la mejor nutrición para un crecimiento y desarrollo sanos de los lactantes. La buena nutrición de la madre ayuda a mantener un aporte adecuado y leche materna de calidad. La introducción innecesaria de la fórmula infantil, parcial o completa, o de otros alimentos y bebidas complementarios pueden tener un impacto negativo en la lactancia materna, el cual puede ser irreversible. Consulte a su doctor y considere las implicaciones sociales y económicas antes de decidir utilizar sustitutos de la leche materna o si tiene dificultades para amamantar. Siga las instrucciones de utilización, preparación y almacenamiento de los sustitutos de la leche materna o de otros alimentos y bebidas complementarios cuidadosamente ya que el uso innecesario o inapropiado puede ser un riesgo para la salud.
vf

Aprende sobre los prebióticos

¿Sabías que el ser humano promedio tiene 10 veces más bacterias que células en su aparato digestivo? A esto se le conoce como microflora y cada persona tiene una composición única; igual que con las huellas dactilares o el ADN de una persona.

Qué son los prebióticos

Pero no es necesario que te preocupes, gran parte de estas bacterias en realidad son beneficiosas para la salud de una persona y son conocidas como probióticos. Los prebióticos son el hermano menos conocido de los probióticos, son las fibras no digeribles que permanecen en el intestino delgado y en el estómago que ayudan a alimentar a los probióticos para crecer y desarrollarse. Existen dos tipos de prebióticos: los GOS (de origen animal) y los FOS (de origen vegetal).

Aprende sobre los prebióticos

De origen animal (GOS)

De origen vegetal (FOS)

El rol de los prebióticos

Fibra soluble no digerida en el intestino delgado y el estómago

Cuando llegan al colon se convierten en una fuente de alimento para las bacterias beneficiosas

El aumento de las bacterias beneficiosas en el intestino conlleva muchos beneficios para la salud, especialmente para el sistema digestivo

Beneficios de los prebióticos

Comer bien y asegurar que haya una buena cantidad de bacterias saludables en el sistema digestivo de tu hijo puede hacer la diferencia en su bienestar. Puede ayudar a prevenir niveles altos de colesterol en la sangre, las cavidades y reduce los riesgos de alergias en los niños. Entre los beneficios adicionales se incluyen:

Proporcionar la protección para los intestinos

Ayudan a ablandar las heces para la prevención del estreñimiento. Crean una capa protectora intestinal contra las bacterias dañinas.

Fortalecimiento del sistema inmunológico

Aumentan las bacterias beneficiosas para combatir las bacterias dañinas. Estimulan el crecimiento de anticuerpos contra los ataques de bacterias dañinas.

Prevención de problemas estomacales

Fomentan las bacterias beneficiosas (probióticos) y ayudan a promover su fermentación en los intestinos

Mejora de la absorción de nutrientes

Fuente de prebióticos

Los prebióticos se encuentran naturalmente en la leche materna y ayudan a nutrir y estimular el crecimiento de los probióticos beneficiosos en el intestino. Esto también ayuda a explicar por qué los bebés amamantados sufren menos infecciones. Los prebióticos también se producen naturalmente en muchos alimentos y generalmente, los alimentos crudos tienen más fibras prebióticas que los alimentos cocidos, tales como:

  • Manzanas
  • Espárragos
  • Bananas
  • Frejoles
  • Salvado
  • Repollo
  • Ajo
  • Puerros
  • Legumbres
  • Cebollas
  • Hortalizas de raíz

z

Otras fuentes incluyen:

  • Leche materna
  • Almendras
  • Achicoria
  • Avena de grano entero
  • Ñame silvestre
  • Otros productos lácteos

f

Consejo: Una taza de sopa/cereales debería incluir 1 cucharada de verduras finamente picadas y de fibras dietéticas para complementar tanto las fibras solubles como insolubles.