Lo que debes saber acerca de la Fibra Dietética para tu hijo

Salud y digestión

Lo que debes saber acerca de la Fibra Dietética para tu hijo

Quizá hayas escuchado sobre la fibra alimentaria (o fibra dietética), y todos sus beneficios para la salud. Este artículo es una introducción sobre la fibra dietética que ayudará a convertirte en un padre que prepara la porción adecuada de fibra en la dieta de su hijo.

¿Qué es la fibra dietética?
La fibra dietética es la porción indigerible de las plantas. Hay dos grandes tipos de fibra, los cuales son conocidos como fibra soluble y fibra insoluble. La fibra insoluble puede expandirse en nuestro intestino, regulando los movimientos intestinales y previniendo el estreñimiento, manteniendo un colon saludable. También agrega volumen a nuestra comida, haciéndote sentir satisfecho más rápidamente. Esto puede reducir el apetito, lo cual es útil para aquellos que están tratando de bajar de peso.
¿Qué tipo de alimentos debemos comer para obtener fibra insoluble? Aquí hay algunos ejemplos: productos alimenticios integrales o de grano entero, pan integral, semillas, nueces, frutas y verduras. Por otro lado, la fibra soluble ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre y a regular los niveles de azúcar en la sangre, por consiguiente reduce el riesgo de enfermedades del corazón y mejora tu condición si padeces diabetes. Para obtener fibra soluble, debemos comer más frutas, verduras, soya y avena.
Ya que cada tipo de fibra tiene sus beneficios únicos e importantes para la salud, los nutriólogos recomiendan que tomemos los dos tipos de fibra adecuadamente. La manera más simple de hacerlo es incluir alimentos ricos en fibra dentro de nuestra dieta diaria.

¿Cuánta fibra necesita un niño?
En Estados Unidos y Canadá, los nutriólogos sugieren que los adultos tomen alrededor de 15 gramos de fibra por día. Esto es más bajo que lo recomendado que es 25-35 gramos al día. Sin embargo, la ingesta de fibra de los niños debe ser ajustada adecuadamente, normalmente es un poco menos de la mitad que la ingesta de los adultos. Los expertos también enfatizan que los niños deben tomar fibra de manera gradual para evitar una sobredosis, ya que mucha fibra puede generar efectos negativos también. Por ejemplo:

  • Antes de que tu hijo obtenga suficiente comida y nutrición, ya se siente satisfecho debido a una gran cantidad de fibra.
  • Entorpece la absorción del cuerpo de calcio, zinc, hierro y otros minerales. Esto representará un problema para los niños cuya dieta ya contiene una cantidad limitada de minerales.
¡Atención, mamás! Aquí hay algunos recordatorios acerca del consumo de fibra de tu hijo:

  • Evita cereales ricos en fibra durante el desayuno, tales como salvado.
  • El pan blanco es una buena opción para su edad, y puedes darle a tu hijo pan integral después de un año de edad.
  • Dale a tu hijo frutas y verduras que sean adecuadas para su edad.
  • Estimula a tu hijo para que beba más líquidos, tales como agua, leche, sopa, y jugo de fruta diluído.
Un ejemplo de las opciones de líquidos que le puedes dar a tu hijo es la leche de crecimiento Friso Gold, la cual tiene nutrientes esenciales y, a su vez tiene prebióticos que mantienen la salud intestinal de tu hijo, previniendo el estreñimiento y la diarrea.

Warning