Doce buenos hábitos para las madres embarazadas

Guía durante el embarazo

Doce buenos hábitos para las madres embarazadas

¿Existen algunos trucos para criar un bebé sano durante el embarazo? Si puedes apegarte a los siguientes hábitos de vida, puedes sentirte cómoda a través de la aventura del embarazo y dar a luz a un niño saludable y adorable.

No trates de perder peso y no subas mucho de peso
¿Por qué?
El periodo del embarazo no es un momento para perder peso. Si las madres embarazadas tratan de mantener su figura al comer menos, el feto no obtendrá una nutrición balanceada como debería. Además, cuando la defensa natural de las madres no es lo suficientemente fuerte, pueden resfriarse fácilmente y dañar la salud del bebé.

¿Cómo?
De acuerdo a los ginecólogos, la mejor manera de controlar el peso de tu cuerpo es mantener tu peso en el rango ideal antes del embarazo. Para madres con sobrepeso durante el embarazo, traten de reajustar su dieta al reducir alimentos altos en calorías y altos en grasas, e incrementar las frutas y verduras. El sobrepeso conduce a una presión alta, diabetes mellitus gestacional y otras complicaciones relacionadas al embarazo; Sin embargo, a las mujeres embarazadas se les sugiere buscar consejos de nutriólogos más que intentar perder peso utilizando métodos no seguros.1

Sé más activa
¿Por qué?
Sin la cantidad adecuada de actividad física y ejercicio durante el embarazo, tu metabolismo podrá hacerse lento, tu estamina puede disminuir, y las calorías no serán utilizadas. Eventualmente esto conducirá a ganar peso. Los ginecólogos opinan que el ejercicio adecuado mejora las funciones cardiovasculares y la fuerza muscular de las mujeres embarazadas, beneficiando a la madre y al feto.

¿Cómo?
Mientras no sufras de enfermedades específicas, es mejor hacer ejercicios simples todos los días, tales como caminar y estirarte. También puedes buscar ayuda de un entrenador especialista en mujeres embarazadas, o ser parte de más actividades diversas como nadar, yoga o baile.

No trabajes en exceso
¿Por qué?
Trabajar en exceso puede causar sangrado o abortos espontáneos temprano en el embarazo, y un feto bajo de peso o un parto prematuro en medio del embarazo. También puede dañar la salud de la madre.

¿Cómo?
Si las madres experimentan malestar o presión en el vientre, descansa en cama inmediatamente. En caso de cualquier sangrado o contracciones uterinas, busca atención médica inmediatamente. Además del cansancio físico, las embarazadas deben de evitar el estés sicológico (por ejemplo el estrés del trabajo) durante el embarazo. Para afrontar esto, descansa, y reduce tus exigencias y expectativas durante este periodo de tiempo.

Mantén un estado de ánimo positivo
¿Por qué?
De acuerdo a los médicos, los estados de ánimo pacíficos y felices ayudan a las mujeres embarazadas a mantener un cuerpo saludable y estable. En contraste, si las mujeres se ponen emocionales y agitadas, su corazón late más rápido y la circulación sanguínea fluctúa. Ambas situaciones afectarán indirectamente al feto.

¿Cómo?
Cada vez más gente se preocupa más por el cuidado prenatal; sin embargo, los expertos recomiendan mantener un estado de ánimo positivo mientras se anticipa la llegada de tu pequeño, lo cual ayudará a tener un embarazo y parto tranquilo. Tu futuro hijo estará más sano y desarrollará un buen temperamento.

Abstente de fumar o beber
¿Por qué?
Los cigarros y el alcohol son los "grandes NOs" de las mujeres embarazadas. Esto es debido a que inhalar humo puede provocar un bajo peso en los bebés, partos prematuros, partos de bebés muertos, u otros efectos adversos. El alcohol, por su parte, puede causar retrasos en el crecimiento del feto, desarrollo anormal del sistema nervioso central y deformidades físicas.

¿Cómo?
Las madres que solían fumar o beber deben dejarlo durante el embarazo. Además el humo debe ser evitado donde sea posible. Muchos de nosotros somos afectos al café o al té, los cuales también pueden causar consecuencias negativas, como inquietud en el feto. Por ello, es mejor evitar estas bebidas también.

Come muchas frutas y verduras para evitar el estreñimiento
¿Por qué?
El estreñimiento es uno de los problemas más comunes a los que se enfrentan las mujeres embarazadas. Una de las principales razones es la presión ejercida por el útero expandido en tus intestinos, limitando los movimientos intestinales. Además, los cambios en la secreción de hormonas también generan estreñimiento. Finalmente, la mayoría de las mujeres embarazadas se vuelven menos activas durante el embarazo, lo cual empeora el problema.

¿Cómo?
Los médicos consideran que suficientes frutas, verduras e ingerir agua diariamente son esenciales durante el embarazo. Además, la cantidad correcta de ejercicio ayuda a promover los movimientos intestinales. Para aquellas que enfrentan problemas severos de estreñimiento, busquen atención médica para las prescripciones adecuadas en vez de tomar laxantes por tus propios medios. Al evacuar, hazlo con gran cuidado, no te esfuerces mucho. Esto evitará un peligro de parto prematuro.

Utiliza ropa cómoda
¿Por qué?
En la cuarta y quinta semana de embarazo, es momento para que las madres consideren renovar su armario. La ropa de maternidad o vestidos son opciones adecuadas porque la ropa ajustada podrá provocar incomodidad y limitar tus movimientos.

¿Cómo?
Muchas mujeres embarazadas tienden a sudar más, por lo que los materiales absorbentes y ligeros son tu mejor opción. Además de una renovación en el guardarropa para más ropa, tu ropa interior quizá deba ser cambiada respecto a los cambios de la forma de tu cuerpo. Ya que la seguridad es tu principal prioridad, evita usar zapatos con tacones altos, y cambia a zapatos bajos o planos. Esto también ayudará a prevenir dolores de espalda.

Lee libros acerca del embarazo y crianza que te brindarán más detalles.
¿Por qué?
Convertirte en madre no es ciertamente el trabajo más fácil, por lo que es natural que las madres embarazadas se preocupen por varios problemas en las primeras etapas del embarazo. Muchas madres primerizas también experimentan miedos acerca de la llegada de sus recién nacidos, sintiéndose perdidas acerca de cómo criar a un hijo saludable.

¿Cómo?
Lo mejor que puedes hacer es leer tantos libros y revistas relevantes como puedas, o ser parte de clases de preparación para mamás embarazadas. Esto deberá ayudarte a pasar la prueba y convertirte en una gran mamá.

Revisiones prenatales regulares
¿Por qué?
La práctica más básica y también la más importante durante el embarazo es acudir a revisiones prenatales con el doctor. Estas revisiones ayudan a monitorear el crecimiento y cambios del feto, mientras identifican precauciones necesarias. Las revisiones regulares también ayudan con una detección temprana de cualquier anormalidad o problemas que se necesiten abordar.

¿Cómo?
Si tienes cualquier duda o pregunta acerca de tu embarazo y parto, escríbelo con anticipación y menciónalas durante la cita con el doctor. Los exámenes de ultrasonido, los cuales son llevados a cabo en las revisiones prenatales, son una buena manera para los papás primerizos de formar un vínculo más íntimo con su pequeño.

Mantén patrones regulares de sueño y evita estar despierta hasta tarde
¿Por qué?
Estar despierta hasta tarde afecta negativamente nuestras defensas naturales, fuerza física, y complexión. Para mantener un cuerpo saludable para nutrir a un feto saludable, las mamás embarazadas deben mantener patrones regulares de sueño.

¿Cómo?
Duerme lo suficiente, no estés despierta hasta tarde y mantén una dieta saludable y balanceada. Estos son buenos hábitos diarios de vida que deben ser mantenidos especialmente durante el embrazo. Más importante, el insomnio, los dolores de cabeza y otros pequeños problemas pueden ser evitados.

Nota los movimientos fetales
¿Por qué?
Las mujeres embarazadas pueden comenzar a sentir movimientos fetales alrededor de las 18 - 20 semanas de embarazo. Es un índice de referencia útil para monitorear el bienestar de tu hijo, su desarrollo y progreso. Durante las 28 - 38 semanas, los movimientos fetales serán más aparentes. Por consiguiente, las madres deben poner más atención en los movimientos del feto desde el séptimo mes en adelante.

¿Cómo?
En principio, el rango normal de movimientos fetales es por lo menos 3 veces por hora, o 30 - 40 veces cada 12 horas. Si detectas una reducción drástica en los movimientos fetales, o periodos prolongados de inactividad, busca atención médica inmediatamente.

Cuidado de la piel
¿Por qué?
Durante el embarazo, debido a varios cambios en el cuerpo materno, la secreción de seborrea/grasa en la piel se convierte más activa, y la piel del rostro de las mamás tenderá a ser más aceitoso, lo cual puede causar problemas de acné.

¿Cómo?
En casos severos, puedes cambiar de productos para el cuidado de la piel, o incluso buscar el consejo de dermatólogos.

Referencias:

1 http://www.weightlossresources.co.uk/weight_loss/pregnancy/during.htm

Warning