5 cosas que deben saber las futuras madres trabajadoras

Guía durante el embarazo

5 cosas que deben saber las futuras madres trabajadoras

Es completamente normal trabajar durante tu embarazo a lo largo del tercer trimestre, siempre y cuando recuerdes mantener un balance de tu vida laboral saludable. No hay nada de malo en reanudar el trabajo, por ello te presentamos algunas cosas en las cuales debes poner atención:

Mantente lejos de ambientes laborales peligrosos
Existe una buena razón para ello. Desde las 3 hasta las 8 semanas del embarazo, lo que comes y respiras tendrá un gran impacto en el feto, ya que sus órganos principales se han comenzado a formar. Si siempre estás rodeada de sustancias tóxicas como bencina, mercurio, plomo, cloro y sulfuro de carbono, eres más propensa a poner en riesgo a tu bebé durante esta etapa crucial del desarrollo del feto.

Si estás trabajando constantemente en la computadora, debes ser cautelosa con la radiación electromagnética. Hay una manera fácil de reducirlo y prevenirlo; adquiere un filtro de radiación y colócalo sobre el monitor de la computadora, y asegúrate de mantener lejos de la computadora todos los objetos metálicos, ya que pueden reflejar la radiación.

Acude regularmente a revisiones prenatales
Además de los chequeos de rutina, debes someterte a una fluoroscopía del pecho, pruebas de hígado y riñones, y una prueba alfa-fetoproteína (AFP) para tener un diagnósico prenatal certero. Conoce más sobre salud y datos del embarazo para que estés bien informada sobre tus condiciones día a día.

Mantén una nutrición bien balanceada
Hay momentos en los que quizá seas absorbida por el trabajo que hasta olvides comer, o comas demasiados refrigerios. Pero mientras estás embarazada, siempre debes asegurarte de satisfacer tus necesidades nutricionales diarias por el bien de tu bebé. También puedes alternarlo con leche especial para madres embarazadas para una nutrición óptima.

Apégate a tus horas laborales regulares
Cerca del final de tu embarazo, tu cuerpo está trabajando más para acomodar a tu bebé en desarrollo. Por ello, asegúrate de descansar lo suficiente diariamente. Maximiza tus horas laborales para evitar tiempo extra, lo cual pone en riesgo tu salud y la de tu bebé, algunos estudios demuestran que un trabajo extenuante puede causar partos prematuros, bebés con bajo peso al nacer y presión sanguínea alta.

Tómese mucho tiempo libre antes del parto
Durante las últimas etapas del embarazo, tu bebé se desarrolla rápidamente, por lo que tu cuerpo se someterá a cambios fisiológicos grandes para prepararse para su nacimiento. Darte un descanso del trabajo no sólo ayudará a tu cuerpo a enfrentarlo mejor, tu bebé también se beneficiará de tu estado de salud corporal y mental.

Cuando te sientas incómoda con tu cuerpo o con la cantidad de trabajo que tienes, toma las cosas con paciencia y calma. También ayudará si tus compañeros del trabajo están dispuestos a cubrir tareas que son físicamente difíciles para ti. Si todo lo demás falla, date un respiro y toma pequeños descansos diarios.

Warning