5 consejos que debes saber acerca del embarazo de tu esposa trabajadora

Guía durante el embarazo

5 consejos que debes saber acerca del embarazo de tu esposa trabajadora

Es perfectamente normal que las mujeres embarazadas trabajen durante su embarazo hasta el tercer trimestre, siempre y cuando mantengan una vida laboral balanceada y saludable. Mientras apoyas a tu pareja en las decisiones para alcanzar sus metas profesionales, aquí están algunas cosas en las que debes poner atención:

Mantente fuera de entornos laborales peligrosos

Hay una buena razón para ello. Entre las 3 y 8 semanas del embarazo, lo que ella come y respira tendrá un gran impacto en el feto, ya que sus órganos principales se han comenzado a formar. Si tu pareja siempre está rodeada de substancias tóxicas como bencina, mercurio, plomo, cloro y sulfuro de carbono, es muy probable que ponga en alto riesgo a su hijo durante esta etapa crucial del desarrollo del feto.

Si tiene un escritorio y requiere estar frente a la computadora, ella debe ser cuidadosa con la radiación electromagnética. Hay una manera fácil de reducirlo y prevenirlo, adquiere un filtro de radiación y colócalo sobre el monitor, y aconséjale mantener todos los objetos de metal lejos de la computadora, ya que pueden reflejar la radiación.

Acudan a revisiones prenatales frecuentes.

Acompáñala a las revisiones y consideren llevar a cabo pruebas de hígado y riñones, fluoroscopía del pecho y un examen de alfa-fetoproteína (AFP) para tener un diagnóstico prenatal certero. Mantente pendiente día a día de las condiciones del embarazo y aprende qué puedes esperar de cada etapa.

Garantiza una nutrición bien balanceada

Cuando ella regrese del trabajo, pregúntale qué comió en el almuerzo y con ello impulsa una alimentación saludable. Puedes, incluso, ir más allá y preparar algo delicioso y nutritivo para que ella lo coma en sus horas de almuerzo. También compra leche especial para mujeres embarazadas para que ella pueda tener una nutrición óptima por la mañana.

Apégate a tus horas de trabajo regulares

Cerca del final del embarazo, el cuerpo de tu pareja está trabajando de más para acomodar al bebé que se está formando. Asegúrate de que ella descanse lo suficiente cada día. Si se excede en el tiempo muy frecuentemente, puede poner en riesgo su salud y la de su hijo, ya que los estudios muestran que los trabajos arduos pueden desembocar en partos prematuros, bebés con bajo peso al nacer y presión sanguínea alta.

Toma dos semanas de descanso antes del parto

Durante las últimas etapas del embarazo, el bebé se está desarrollando de forma rápida, por lo que el cuerpo de una madre se someterá a cambios fisiológicos grandes para prepararse para el parto. Descansar del trabajo no sólo ayudará a que su cuerpo salga adelante, sino que también el bebé se beneficiará de su estado de salud y mente.

Siempre enfócate en saber cómo le está yendo a tu pareja en el trabajo. Si regresa a casa estresada del trabajo, ayúdala a relajarse y ve tú por las compras o encárgate de las tareas de la casa.

Warning